Disciplina con amor, es la solución

Dra. Katyuska Mata

Todos los niños necesitan límites. Un niño debe tener claro hasta dónde puede llegar, qué es lo que se espera de él, aprender a trabajar y a obedecer según los límites que le dan. La mayoría de los niños cuando están en edades tempranas hay que repetirles las cosas varias veces: “vístete que llegamos tarde al cole”, “no te subas a esa mesa que es muy alta”. Esto hace que los padres se cansen y pierdan la paciencia. Otras de las quejas frecuentes es la desobediencia de los niños: “no me hace caso”, “no hay quien pueda con él”. Muchas veces los adultos no saben cómo comunicarse de manera efectiva con los niños; los regañan por cualquier motivo, lo hacen a gritos, o exigen cosas.

Una de las equivocaciones más comunes es que los padres siempre van corrigiendo los errores que el niño comete. La clave es dejar que vea las consecuencias de sus actos. Se debe observar y descubrir el porqué? de su comportamiento. Una vez que ya se conozca es cuando podemos comenzar un diálogo con ellos y es conveniente pedirles su opinión al respecto y así? trabajar la empatía y los estados emocionales. Las normas y los límites no dañan la libertad del niño. Al contrario, son indispensables para que sepan por cuál camino deben ir y necesitan un referente que se lo indique.

Los padres deben ser los modelos de referencia, las primeras y principales figuras educativas, aunque no deben ser las únicas. Debe haber la participación de otros familiares, de la escuela, de los medios de comunicación etc. Para eso, es necesario compartir el tiempo con los hijos, respetar su identidad, favorecer su integración, ser coherente en el ejemplo, y posibilitar experiencias a los niños. Los niños no adquieren responsabilidad cuando los padres son muy estrictos y controladores; tampoco cuando son excesivamente permisivos.

Los niños obtienen responsabilidad cuando se les da la oportunidad de aprender en un ambiente de amabilidad, firmeza, dignidad y respeto. La aplicación del castigo físico no tiene el mismo efecto que imponer límites a los niños. Es importante enfatizar que la eliminación del castigo no es permitirles a los niños hacer lo que quieran. Las normas son una parte necesaria del proceso educativo. A través de ellas se regulan las conductas y comportamientos durante la infancia. Se debe actuar desde que son pequeños y marcar normas desde el principio.

Algunos consejos:

  • 1.Ser un ejemplo.

  • 2. Felicitar, abrazar, besar, reconocerle cuando hace las cosas bien.

  • 3. No gritar, no amenazar.

  • 4. Las cosas hay que decírselas con contacto, es decir, mirándolo a los ojos.

  • 5. La paciencia es importante. Debemos saber que no obedecerá? a la primera.

  • 6. Los límites deben ser sencillos, claros, positivos, firmes y consistentes.

  • 7.Es importante que cuando se prohíba a un niño de algo, que siempre lo mantenga. No se puede castigar un día y perdonarlo un minuto después. Sólo creará una confusión en el niño.

La información ofrecida en esta sección no sustituye a la consulta con un especialista, ya que de acuerdo con las características particulares de cada individuo, se le podría indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

  • Dra. Katyuska Mata Por: Dra. Katyuska Mata
  • Publicado: 2017-02-16
  • Fuente: Dra. Katyuska Mata

Foto Noticia